DORREGO : HEROE DE DOS PATRIAS. Por el Prof. Pedro Godoy Perrin

Es tan potente la fragmentación iberoamericana que la historiografía omite datos que demuestran que los personeros de la gesta emancipadora operan como ciudadanos de una Iberoamérica integrada Esto empuja, por ejemplo, a presentar un O´Higgins restringido entre nacimiento y abdicación. Se “borra” su vida en Perú y el apoyo que brinda a la Confederación Perú-Boliviana. En ese “transtierro” igual actitud exhibe Freire. Pecado mortal es manifestar que Blanco Encalada nace en Buenos Aires y se oculta que son peruanas las madres de Manuel Rodríguez y Condell. Hay una Histora oficial. Pocos la reinterpretan. Eso permite que sobrevivan estereotipos y se considere a los vecinos como enemigos de ayer, de hoy, de mañana y de siempre. Si no son vistos como adversarios se les tacha de “inferiores” y de “distintos”.

La Casa Rosada ahora funda el Instituto “Manuel Dorrego” de Revisionismo Histórico. Apunta a facilitar cauces a enfoques historiográficos diferentes -y a veces adversos- a la Historia oficial vigente. Dígase que. cada república posee la propia. El nombre estuvo bien escogido porque la mocedad del héroe transcurre en Santiago de Chile. Hay que manifestarlo, pues por afán desmembrador no se pone de relieve el capítulo chileno de la biografía del prócer. En Wikipedia se anota que “fue alumno del Colegio de San Carlos”. También “estudia derecho en la Universidad de San Felipe”. Se omite que: ambos planteles están en la patria de Gabriela Mistral. Deploramos estas mutilaciones constatables en los relatos. Una excepción es el sólido ensayo de Roberto Bardini. El lector, por efecto de aquellas amputaciones, visualiza su patria como una isla.

Dorrego es estudiante en nuestra Capital. Encabeza pobladas que exigen la dimisión del Gobernador García Carrasco y pugnan por establecer la 1ª Junta de Gobierno. Ante la amenaza de pronunciamiento de alto jefe militar fiel a la Corona se la juega -“dedo en el gatillo”- por superar tal peligro. Obvio, está influido por la denominada “Revolución de Mayo”. Tanto así que cruza la Cordillera en 1811 con voluntarios chilenos que van a apoyar el nuevo régimen rioplatense. Su intervención en las jornadas septembrinas amerita sea condecorado con medalla en que se anota “Chile a su primer defensor”. Abandona sus estudios jurídicos y abraza el oficio de las armas. Sus primeras jinetas son capitán del bisoño regimiento Granaderos de Chile. De
allí que se juzgue adecuado bautizar con su nombre el Instituto de Revisionismo Histórico.

Centro de Estudios Chilenos CEDECH
profe@gmail.com

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario