RECORDANDO A FERMÍN CHAVEZ A DOS AÑOS DE SU MUERTE . Por Cuqué Manson

-Qué cosa- Todo pasa desde esa Entre Ríos que te parió y a cuya entraña quisiste volver para que tus huesos descansaran.

-Ahí te dejamos, pues, el 13 de mayo pasado, en El Pueblito, como vos querías. En el jardín, delante de la iglesia en que fuiste bautizado, al pie del árbol que va a encargarse de sombrear tu siesta, y bajo el cielo en el que vuelan los pájaros que escucharás cantar.

Donde los gauchos jordanistas, los de la guardia blanca te regalaron esas chamarritas que tanto te gustaban.

-Hoy, querido Fermín, la caravana que te acompañó desde Buenos Aires hubiera tenido que pedirle permiso para avanzar al líder de la revolución federal y de la causa agraria. Al niño mimado de los medios de comunicación, tu paisano Alfredo de Ángelis. Ese que cita a Jauretche y que dice “compañeros”. (Tal vez nos hayamos descuidado nosotros).

-¿Cómo le hubiéramos explicado quien sos vos? ¿Hubieran podido los funcionarios entrerrianos –elegidos por el pueblo-, que encabezaban la caravana, lograr que te dejaran pasar, sin tener que soportar extorsiones y chicanas.?

-¿Qué hubiéramos hecho todos los demás? ¿Tal vez pedirle a un camarógrafo o a algún corresponsal, que nos dejara contarles que eras un grande, que nos habías enseñado a pensar la patria desde otro lugar, a mirarla desde otros ojos, a escucharla desde otras voces?

-¿Les hubiera importado?

-Todo indica que no, la prédica es mezquina, destructiva, individualista, divisionista, malintencionada. ¿Cómo es, si no, que esa prédica, inflame por igual las almas de los terratenientes, de los seguidores de Macri, de los de Elisa Carrió, Castells, Ripoll, Chiche Duhalde, Patricia Bullrich, Rodríguez Saa, sectores de la iglesia, Cecilia Pando y tantos otros que respondiendo a la convocatoria del líder del campo, estarán el 25 en Rosario, frente al monumento a la bandera?

-Dicen que va a ser una gesta fundacional, y que las reservas hoteleras están colmadas. Se ve que no van por el choripán y la coca ni por un plan trabajar. Quizás veamos por televisión a Miguens y a Llambías aliviar la fatiga militante de sus pies desnudos en alguna fuente rosarina.

-El cardenal Bergoglio invitó a su vez a Plaza de Mayo para la fiesta de Corpus Christi: la memoria es artera y asocia. Yo no sé. Yo creo en un Cristo vivo. El cuerpo de Cristo somos todos. Yo, vos, todos. Entonces ¿Qué tanta celebración separada? No seamos hipócritas. O juntamos o dividimos.

-Tampoco macaneemos con la bandera, la escarapela, el himno y el Padrenuestro rezado por una señora en un palco de ruta. De una señora que al bajarse del palco les cuelga a los chicos carteles tan cristianos que dicen “Cristina, me robaste el futuro”, adornándose ella con otro que reza: “El campo trabaja, la reina recauda y descansa en El Calafate”. Mañana, domingo, comulgará, con su conciencia tan tranquila como la de tantos que comulgaron, mientras volteaban gobiernos, secuestraban, violaban, torturaban, desaparecían y mataban a sus hermanos.

-Así se educa a los hijos, según ellos. Enseñando a odiar. En nombre de Dios y de la Patria.

-Habrás visto que estoy enojada. Y no te creas que yo no veo las cosas que están mal y las que faltan hacer (Claro que las quejas son por las que están hechas y se hicieron bien). Este es el gobierno que voté -al que votó el pueblo argentino-, en el que creo y al que voy a defender.

Estos de la revolución federal con los tractores, las cuatro por cuatro último modelo, los anteojos de sol, el mate con bombilla de plata, las camperas y botas de carpincho, que descansan en sus reposeras, mientras se hace el asado, y hablan por sus celulares de última generación, no me inspiran confianza. No se ve gente de a pie ni de a caballo. Tampoco caras ni manos curtidas. Ni cuerpos cansados.

-Los jóvenes son radiantes. Han dormido y comido bien. Dan la impresión de andar todos con la extensión de la  tarjeta de papá. Son la esperanza del mañana. Los chicos parecen estar vacunados y sanitos. Tienen aspecto de saber leer y escribir. (Y también manejar, como alguno que confesó a la tele que tenía 16 años mientras conducía la todoterreno). Ninguno está desabrigado. No tienen la carita triste.

-Muchos se han olvidado que hace seis años circulaban los patacones, los sueldos se pagaban en cuotas y existían las ferias de trueque. ¿Por qué, en lugar de mails incitando a comprar dólares y a golpear cacerolas, no se golpean un poco el pecho, y se preguntan por qué llegamos a lo que llegamos? ¿Por qué no se sacan las caretas y se dejan de joder?

Bueno, Fermín. Voy a volver a El Pueblito a llevarte unas flores cuando esto pase. (Blumberg también pasó) Por ahora no me gustaría ir por allá. Hay mucha gente querida –que conocí gracias a vos- y que seguramente está entre los desorientados. No quisiera disgustarme con ellos.

-Vos, que estás más arriba, nos podés ayudar a desenredar esto.

-Estás siempre presente entre los compañeros.

uqué Manson

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario