UN EJEMPLO: Carta de renuncia de Manuel Ortiz Pereyra al cargo de Fiscal Federal ante el general José Félix Uriburu, luego del golpe de Estado de 1930 15

Al Sr. Tte. Gral. D. José Uriburu Presidente del Gobierno Provisorio.

En la imposibilidad moral de actuar como Fiscal acusador de los militares o civiles que defendieron con las armas al gobierno legítimo contra los revolucionarios que resultaron triunfantes el día 6 del corriente; pero acatando el nuevo estado de cosas y con el ánimo dispuesto a trabajar entre los radicales para que cesen sus prevenciones a fin de tranquilizar el país y de que pueda volver, cuanto antes, a la normalidad constitucional, presento al Sr. Presidente mi renuncia irrevocable del cargo de Fiscal Federal.

Ruego al Sr. Presidente me conceda la gracia de distinguir mi actuación pública y privada frente a la de tantos funcionarios que han ocupado altas posiciones sólo para enriquecerse y ensoberbecerse. Me retiro, señor, jactándome de haber sido un decidido y paciente servidor del público y proclamando, con orgullo que entré rico y salgo pobre.

Saludo al señor Presidente con alta consideración.

Manuel Ortiz Pereyra

Buenos Aires 15 de setiembre de 1930

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario