MALVINAS:“La comunicación como herramienta del lenguaje y sus relaciones con la construcción popular”. Por Julia Cao

El rol de los comunicólogos,  en virtud de difundir una ideología,  trasciende la orientación particular de cada individuo.  La comunicación en si misma es,  un proceso en el cual participan varias fuerzas que se superponen;   generando una nueva óptica de la realidad,  que se propone difundir.  La orientación ideológica inicial de un texto puede variar en función de varias categorías.

La lectura de una publicación dispara distintos niveles de conocimiento.  Es decir, que la escritura como medio de difusión, reúne nuevas y antiguas técnicas.

Jeroglíficos,  primigenias plumas embebidas en tinta de origen vegetal,  ruidosas máquinas de escribir, silenciosos teclados digitales, marcan distintos ritmos en la velocidad de la comunicación, que podrían reducirse a este preciso instante, y expandirse,  a partir del almacenamiento de imágenes que recibimos, por el impacto de distintos medios tecnológicos.

En primera instancia: La Informática.  Es esta última, una herramienta comunicacional imperante en este momento histórico, en el cual distintas redes sociales, producen una estructura del saber, dirigida en sentido ascendente y descendente. El pueblo opina y  genera una simultaneidad,  en dónde voces de distintas culturas convergeen un espacio virtual, promoviendo una nueva construcción del sentido.

Con respecto a esta unificación del lenguaje, establezco un paralelismo con la Guerra de Malvinas.  1982 nuclea el encuentro de distintos dialectos (en el sentido de variaciones geográficas de un mismo idioma) que podría ser el síntoma visible de la diversidad cultural existente dentro de límites cartográficos.  Siempre remitiéndonos a LA IMPORTANCIA DE LA UNIFICACIÓN DEL DISCURSO COMO MÉTODO DE PARTICIPACIÓN Y CONSTRUCCIÓN POLÍTICA.

Soldados de todas las provincias de raíces argentas, encontraron un modo de construcción del poder,  que trascendió su regionalismo natal y redefinieron su propio espacio linguístico.  Pisaron por primera vez tierra propia, (aunque inusitada) y asimilaron el entorno,  creando un Discurso Patrio que sólo abarca los fenómenos que responden a la Guerra de Malvinas. Esta  ideología trasciende toda división que quiera ser inculcada desde sectores vinculados al miedo.  Miedo a la solidaridad, al compromiso, al respeto, a la justicia y también al orden.  Esta ideología que subyace a la Guerra del 82,  trasciende el ámbito de lo particular.  Es pública, nacional, incuestionable y reúne un crisol de aspectos que nos define como Argentinos: Honradez. Perseverancia. Voluntad. Dignidad. Esfuerzo.

Desde los orígenes,  primero fue la palabra.  Entonces,  me atrevo a agradecer a todos aquellos patriotas,  que participaron de la gesta,  desde la práctica bélica o bien, distintos niveles de colaboración,  en territorio continental o insular,  y materializaron,  una vez más, esta lírica musical que aunque ignota para las nuevas generaciones, constituye vertebralmente nuestra identidad Nacional:

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario