Ha muerto Margaret Thatcher . Por Alberto Asurey

Ha muerto  Margaret Thatcher. A ningún bien nacido le puede alegrar la muerte de otro ser humano. Tampoco puedo decir, sin ser un cínico o un mentiroso, que el fallecimiento de quien fue en vida una asesina de guerra genere dolor en mi. Si hay algo que si me produce un profundo dolor es que el poder de unos y la negligencia de otros haya permitido que durante cuarenta años esta mujer haya evitado el justo juicio que los hombres deberían haber llevado a cabo sobre su condición de asesina. Thatcher sobrevivió en cuarenta años a los inocentes que por su exclusiva decisión murieron en las aguas del Atlántico sur. He escuchado del presidente de los EEUU que murió un ser excepcional. Similares definiciones han hecho otras personalidades que en su lamento instalan su condición de cómplices de la barbarie. En nuestro país debieron pasar 39 años del asesinato para que un presidente argentino lo nombrara por lo que es. Pese a eso no hubo funcionarios nacionales que acompañaran con hechos concretos el coraje de la Presidente Fernández de  Kirchner. El poder y la cobardía han hecho lo suyo.

Margaret Thatcher ha muerto sin ser juzgada. Dios la perdone.

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario