Cuando Perón proclamó los Derechos del Trabajador. Por Emannuel Bonforti.

Cuando Perón proclamó los Derechos del Trabajador.

El calendario peronista es rico en hechos y sucesos que reflejan los avances y retrocesos de las luchas populares, en definitiva, la síntesis de la historia de nuestro pueblo está contenida en el peronismo como movimiento de emancipación. Sin embargo, hay sucesos que pasan inadvertidos y esconden procesos interesantes de ser destacados, uno de estos fue declaración de los Derechos del Trabajador en el Teatro Colón el 24 de febrero de 1947.

Elpresente artículo tiene como objeto describir el contexto de emergencia de la declaración de los Derechos del Trabajador, su implicancia para el movimiento obrero y el lugar que se le otorga al hombre y al trabajo en un proyecto emancipador.

El 24 de febrero es para el peronismo el equivalente a lo que puede ser la celebración de la confirmación para los católicos, si la Revolución del 4 de junio de 1943 es el Bautismo, el 17 de octubre de 1945 la Comunión, el 24 de febrero de 1946 puede ser considerada como la Confirmación, el momento en que Perón legitima su poder político en elecciones. Desde esa fecha asistimos a la institucionalización de la transformación social en la Argentina, el 17 de octubre fue el hecho social más importante del siglo XX anclado en una tradición de lucha que encuentra en el peronismo en tanto Movimiento Nacional su fase de maduración.  En ese movimiento confluyen todos los sectores afectados por el pacto oligárquico imperialista, hombres políticamente desencantados con los partidos de un régimen decadente, el Peronismo aparece como la esperanza de una Nueva Argentina.

A partir del 24 de febrero de 1946 Argentina atraviesa por un verdadero cambio social que ya se evidenciaba desde el momento en que Perón asume la Secretaría de Trabajo y Previsión. El cambio social se opera fundamentalmente desde el mundo del trabajo y la producción, se vigoriza el mercado interno ampliando el consumo de los sectores populares gracias al pleno empleo y una redistribución efectiva del ingreso, se protege la industria local. Ante una parte de la burguesía nacional dubitativa Perón identifica al sujeto social que acompañará este proceso de transformación, el movimiento obrero.

Perón y el Movimiento obrero entre 1946-1947

Perón organiza su acción de gobierno a través del Plan Quinquenal un ambicioso proyecto de realizaciones que tienen como objetivo fundamental modernizar el país convocando a todos los sectores productivos.  Precisamente el 24 de febrero de 1947 al cumplirse un año del triunfo electoral presenta el Plan Quinquenal ante un Congreso Nacional Extraordinario de la CGT que reúne cinco mil delegados obreros. La presentación del Plan Quinquenal significó un hecho político y un reconocimiento por parte de Perón al Movimiento Sindical Argentino, un paso más en la consolidación de una prospera relación, en ese marco es que se declaran los Derechos del Trabajador.

Para este momento la cúpula de la CGT había sufrido modificaciones, el histórico dirigente telefónico Luis Gay era reemplazado por Aurelio Hernández hombre proveniente del gremio de sanidad, este último empieza una agitada gira donde fortalece la presencia de la central obrera en cada rincón del país, se vigorizan las regionales creando una gran cantidad de federaciones. La CGT a partir de este momento comienza a tener una presencia nacional y se erige como la columna vertebral del Movimiento Peronista.

1947 aparece es el año de consolidación de la relación entre Perón y la CGT.Sin embargo, hasta ese año aún hubo algunos atisbos de resistencia por parte de sindicalistas independientes que se oponían al avance del peronismo, muchos de estos dirigentes se habían formados durante la década del 30 en la lógica de un sindicalismo independiente y no querían quedar bajo la “sombra” del nuevo gobierno e incluso algunos de estos habían aportado al armado de la Unión Democrática a través de sus estructuras partidarias, el comunismo o el socialismo. En 1947 comienza una nueva era cuando Perón entrega el borrador de la Declaración de los Derechos del Trabajador a la CGT, borrador que a la postre sería utilizado en la reforma constitucional de 1949. La central obrera se encargará de adecuar este borrador a los estatutos y convenios colectivos de cada gremio confederado. Esta Declaración permitió una mayor incidencia por parte del movimiento obrero en el ámbito laboral, de a poco los trabajadores se convertían en protagonistas de la Nueva Argentina, porque ésta era una Nación que le otorgaba centralidad al mundo del trabajo y la producción.

El crecimiento del Movimiento Obrero fue exponencial, de un millón y medio de afiliados en 1945 para 1947 la cifra se triplica. Se va consolidando una estructura que protege derechos, que se apoya en la Ley de Asociaciones Profesionales y en el fuero laboral de la justicia.

Los sucesos y la implicancia del 24 de febrero

Desde 1943 a 1947 los trabajadores se convirtieron en sujetos de derechos y a partir de 1946 adquirieron una ciudadanía de carácter social. La Declaración de los Derechos del Trabajador tenía como objeto comenzar a institucionalizar sucesos que se venían desarrollando desde la cotidianeidad del peronismo. Perón dirá un año después “hay que asegurar los derechos del trabajador incorporándolos a la ley y las costumbres argentinas

La declaración se estructuraba en 10 derechos, siendo el primero el Derecho a trabajar, éste era declarado como un medio indispensable para satisfacer las necesidades espirituales y materiales del individuo pero también de la comunidad. Continuaba en el decálogo de derechos el de una retribución justa, el derecho a la capacitación, a las condiciones dignas de trabajo, a la preservación de la salud, al bienestar, a la seguridad social, a la protección de la familia, al mejoramiento económico, y a la defensa de los intereses profesionales. No era un simple decálogocorporativo sino que tenía la impronta de un registro humanista y comunitario y además daban cuenta de un enfoque estratégico en el mundo del trabajo.

La Declaración de los Derechos del Trabajador consolida la relación entre Perón y la CGT, le permite al primero continuar con su plan de engrandecimiento de la Nación, pero sobre todo le posibilita al trabajador convertirse en el protagonista de su propio destino. Todo esto implicaba el otorgamiento de derechos al hombre y a la mujer marginada, la ampliación de derechos homogeniza lo heterogéneo. Se va constituyendo así la famosa columna vertebral, esa organización además va teniendo cada vez más conciencia acerca de su posibilidad de poder.

La Declaración de los Derechos del Trabajador nos posibilita analizar el carácter excepcional del peronismo y del Movimiento Obrero Organizado en Argentina, pero sobre todo dimensionar la formulación de una teoría del Derecho y de la justicia social inédita en cualquier otro lugar del mundo. Perón dirá en el acto del 24 de febrero de 1947 “el hombre es el centro e interés de todos los esfuerzos de los pueblos y de los gobiernos

Perón con la Declaración de los Derechos del Trabajador da muestras de una política que apunta hacia la convocatoria del Movimiento Obrero pero también está concertando el futuro en la Argentina a través de la ponderación del trabajo y la producción eslabones necesarios para sostener un Proyecto Nacional. Y la concertación no es solo está destinado al Movimiento Obrero sino a toda la Comunidad, de esta manera transciende la idea de sociedad civil como dicen Julián Licastro y Ana María Pelliza.El Movimiento Obrero con la Declaración de los Derechos del Trabajador no pierde su especificidad de Organización Libre del Pueblo, si bien se enmarca dentro de la organización jurídica del Estado mantiene su carácter creativo y de organización democrática libre. La Declaración profundiza la organización y refuerza el vínculo comunitario del hombre y el trabajo.

https://mundogremial.com/cuando-peron-proclamo-los-derechos-del-trabajador/

 

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario