Definiciones del Pensamiento Nacional

Por Eduardo Rosa

Pensamiento es la acción de relacionar experiencias conocimientos y cultura y llegar, a través del resultado de esta acción a  identificar y seleccionar las opciones que se nos presentan o a facilitar la comunicación de ideas.

Seguramente esta definición dejará mil formas de pensamiento afuera del tarro, pero nos sirve para armar la frase que nos convoca: “PENSAMIENTO NACIONAL”.

Para no entrar en la farragosa definición de “NACIONAL”,  reduzcámoslo a “pensamiento desde lo que somos, desde ese común denominador que llamamos “la sociedad” y más específicamente la Patria, que es la sociedad en la historia y – muy poquito – en la geografía.

Pensamiento es la antípoda de pre-juicio. Quien pre-juzga, no juzga: encasilla.

Encasillar es una cómoda forma, muy difundida de pensar.  Solo se debe tener la colección de rótulos y el casillero dispuesto.

Las zonceras son la forma más cómoda de encasillar y no pensar.

Y hablando de Jauretche (mi pensamiento relaciona por las antípodas a zonceras con Arturo), les traigo algunas frases de una carta que don Arturo mandara a Duhalde y Ortega Peña en ocasión de su libro “Felipe Varela contra el imperio británico”.

_Este es un ejemplo que muestra como hasta el pre-juicio  se puede volver en contra:

“(Erro y la SADE) Intentaron perjudicar a Perón con Rosas y el resultado es que han beneficiado a Rosas con Perón”.

(Los “Sádicos”, como se les decía a Erro y la Sociedad Argentina de Escritores, muy activa y muy gorila por aquel 1965 cometen el error de creer que toda la gente  tiene su misma deformación mental)

Y luego Jauretche les sacude a los Marxistas vernáculos, tal vez el más conspicuo ejemplo del pensamiento esquemático.

“Pero que dejen nuestras izquierdas ese marxismo de kiosco, esa necesidad de clavar con un alfiler a los personajes de la historia, para que entren en la caja de mariposas en el lugar preindicado.  En lugar de buscarle cinco pies al gato lo necesario es abandonar esas reticencias , que son rastros de la influencia  de Ingenieros y Ponce, enfermos de ese mal de clasificación  científica que también los hizo incluirse”.

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario