SOBRE LA DECLASIFICACION DE DOCUMENTOS BRITANICOS DE LA GUERRA POR MALVINAS

COMISION DE FAMILIARES DE CAÍDOS EN MALVINAS E ISLAS DEL ATLANTICO SUR. PERSONERIA JURIDICA I.G.J. N 000679/00. BUENOS AIRES, 29 de diciembre de 2012

El gobierno británico ha dispuesto la desclasificación de algunos documentos secretos de la guerra que sostuvo en el año 1982 contra la República Argentina, por la nueva usurpación de las Islas Malvinas y demás espacios terrestres, marítimos y aéreos adyacentes. Surgen de esos documentos la ratificación de hechos que veníamos denunciando desde el mismo final de la guerra. En primer lugar, que el gobierno de Margaret Thatcher tuvo como hipótesis el ataque al Área Material de Córdoba de la Fuerza Aérea Argentina, ante el inusitado daño provocado por las incursiones de sus pilotos sobre la fuerza naval británica. Daños que no estaban previstos cuando los británicos planearon la nueva incursión colonial, pues la Fuerza Aérea Argentina carecía de entrenamiento y equipos para enfrentar la batalla aeronaval. Asimismo, ello demuestra la falacia que encierra el argumento desmalvinizador que afirma que “nunca le podíamos ganar a Gran Bretaña”, ya que el eventual uso de ataques nucleares al continente argentino –finalmente desechado-, hubiera provocado una situación incontrolable para las fuerzas occidentales empeñadas en el apoyo a la aventura británica. También, que la desesperación de la primer ministro británica por ganar la guerra a cualquier precio, la impulsó a tomar decisiones que traspasaron todos los límites autoimpuestos durante la guerra fría. Esto se vincula con otro de los importantes documentos desclasificados por el servicio exterior británico, relacionados con las órdenes emanadas de Margaret Thatcher y su gabinete de guerra desde Chequers (casa de campo del primer ministro británico), que llevaron al hundimiento del Crucero “Gral. Belgrano”. Como lo venimos sosteniendo desde hace más de treinta años (y como lo sostuvieron honestos legisladores y ciudadanos británicos desde el mismo momento del trágico acontecimiento), Margaret Thatcher y su gabinete de guerra dieron la orden no porque el “Belgrano” supusiera una amenaza militar inminente para la fuerza naval británica, sino porque con ese acto se bloqueaba cualquier posibilidad de solución pacífica del conflicto. El gobierno conservador británico entendió esa posibilidad como su caída asegurada del poder, y lo evitó perpetrando el crimen de guerra. La orden, en consecuencia, no radicaba en hundir al Crucero “Gral. Belgrano”, sino a cualquier buque argentino que estuviera al alcance del fuego inglés. Fue, como lo aseguró la Sra. Presidente de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner en el corriente año, un crimen de guerra, aún pendiente de juzgamiento. Desde la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur, nos comprometemos a luchar para que el 2013 sea el año de la Memoria, la Verdad y la Justicia para los 323 Héroes Caídos en el Crucero “Gral. Belgrano”. Alejandra Siri Delmira H. de Cao Vocal Presidente Hermana del Héroe del Crucero “Gral. Belgrano” Fabián Siri

This entry was posted in COMISION DE FAMILIARES DE CAIDOS EN MALVINAS. Bookmark the permalink.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario