Fue el 17 de octubre de 1945 cuando entendí al pensamiento nacional del coronel Perón . Por Guillermo Sebastián Mircovich.

Fue el 17 de octubre de 1945 cuando entendí al pensamiento nacional del coronel Perón (Cuento)

Escrito por Guillermo Sebastián Mircovich.

Me sorprendió ver en casa un movimiento nervioso, eran las seis de la mañana, mi viejo, un croata que no sabía leer ni escribir caminaba como loco y escuchaba la radio constantemente. Mi vieja trataba de calmarlo sin disimular sus propios nervios. Como era lógico me terminé despertando, “…amá me dá leche”. Mi vieja presurosa trató de atenderme lo más rápido posible, derramó la leche, se le cayó el azúcar y por último volcó todo “…amá teno ambre”, cada vez más nerviosa procedió nuevamente a calentar la leche “…amá no tene que tar neviosa”-le señalé torpemente. Sabés lo que sucede “mito” -que era mi sobrenombre-  están sucediendo cosas que cuando seas grande recién vas a comprender. Soñolientamente le pregunté “…amá es por Pedón lo que pasa”… Hijo querido repitió, ya vas a tener tiempo de entender estos problemas.

Para mis adentros pensé “…apá no pede quedar en casa tene que ir a piliar”…”…amá no…me tene que cuidá”, de repente el croata se dio vuelta y bramó“…la reputísima madre que los parió esto lo van a pagar con sangre” ”…que mieda esta pasando pensé” “…y la virgen puta de Lujan” y “la concha de su madre” aullaba el croata. ¿Cómo carajo se atreven a meter preso al coronel”…

Yo había estuchado, “al pasad pod un cuatel me enemoré de un codonel” y enseguida lo asocié. ¡¡PERÓN ESTABA PRESO Y LA REPUTA MADRE QUE LOS PARIÓ!! El croata le pidió a mi mamá la ropa de trabajo o sea el mameluco y la camisa azul “…la grueza “melia” la grueza” ¿Dónde están los zapatos? ¡¡Los livianos “Melia”, los livianos, que esto no se resuelve en un rato. El croata agarró el poncho con flecos que tenía desde que trabajó en un campo en San Antonio de Areco, se abrochó el cinturón y se armó de su cuchillo faenador que siempre lo llevó consigo hasta el día de su muerte. El croata iva al frente sin que lo llamen, me lo demostró un día en una cancha de futbol cuando “peló” el “escalpelo” se envolvió el poncho en un brazo y se enfrento contra diez,¡¡Mieda que el coata tenia uevos!!…”…Pedón tenia uno por lo menos que lo iva a defendé”, yo no sabia que eran multitudes, y así fue.

Y asi partió el croata para Plaza de Mayo ¡¡”Gulle”, metele sin asco le pidió mi vieja, “…eda la primeda ve´que amá la cuchaba habla asi”, me preguntó ¿”Mito” te querés levantar? “…si amá…nosotro vamo con apá?… No “mito” esto es para grandes nada mas. “…pedo to quiedo ver a Pedón”, tranquilo ¡Mito” o lo sueltan o rompemos todos, no queda un miserable traidor vivo en esta patria “…mieda, que amá ta´ nojada”, “…viva Pedón cadajo”, el tema fue que el croata se fue hasta la fábrica “Manulana”, una empresa textil a dos cuadras de casa en Villa Devoto. Después de grande supe que se subió a un camión y partió hacia la Plaza de Mayo.

Al mediodía mi mamá quiso hacer la comida, digo quiso, porque la vieja, se olvidó que yo comía solo puré “…¿amá podque no hay pudé, eto es diso amá”, uy, perdóname “Mito” con los nervios no se lo que estoy haciendo y tu padre que no se cuando vuelve porque no lo largan al Coronel, “…midá amá no puede tar´ muscho tempo, la dadio dice que plaza etá llena”, si “mito” pero estos son unos hijos de puta, oligarcas de mierda, quieren vender al país, “…no neviosha amá, apá ta´ lla y lo va a defendier”, hay “Mito” sos tan chico y ya te metés en conversaciones de grandes “…amá, yo voy se´ como apá y lo voa a defendier”, esta bien “Mito” te creo, sos un nene bastante vivo para tu edad “amá do no voy a tené cutiyo, yo vo´ a tené devolver”, callate “Mito” que todavía falta mucho para que seas grande.

El 17 de Octubre de 1945, tenia un año y veinticuatro días, pelo enrulado, rubio y de ojos celestes, hoy a los sesenta y ocho años el pelo es blanco, pero bastante tupido Lo único que no tengo es “caspa” digo en tono de broma que lo arregle con 200 litros de champoo anti caspa.

Me enteré con el tiempo que mi viejo llegó como a las tres de la mañana, con un “pedo” bastante avanzado, era de suponer que el croata no iva a dejar pasar este momento de su vida como si nada ¡¡Había participado del acto mas asombroso de la historia de América toda!!

Mi vieja contó que se sentó en la cama, desembainó el “escalpelo”, puso el poncho en el respaldo de la silla…la miro a mi vieja, gritó ¡¡VIVA PERON CARAJO!! Y se puso a llorar como un pibe.

“…¿apá Pedón ta´ vivo”, si hijo, contestó, “…yo vo´a ser como vo´..la vida pod Pedón!!

This entry was posted in Guillermo Sebastian Mircovich. Bookmark the permalink.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario